Espinosa (Cs): «Arrimadas vive en una burbuja endogámica»

Espinosa (Cs): «Arrimadas vive en una burbuja endogámica»

Espinosa (Cs): «Arrimadas vive en una burbuja endogámica»

cronicaglobal.elespanol.com El líder catalán de Renovadores anuncia que los críticos de Ciudadanos recogerán firmas para forzar una asamblea general que renueve los liderazgos si hay otro batacazo en las elecciones de Madrid.

“Me duele este partido”. Habla Antonio Espinosa (Villamayor de Calatrava, 1959), al frente de Renovadores, un espacio “de esperanza” con el que este sector crítico confía en reflotar Ciudadanos (Cs)​. La fallida moción de censura de PSOE y Cs en Murcia, no solo ha derivado en la convocatoria de elecciones a la Asamblea de Madrid, con perspectivas electorales muy adversas para la formación naranja. El goteo de ceses y el salto de Fran Hervías, hombre de confianza de Inés Arrimadas, al PP, coloca a Cs en una situación crítica. En Cataluña, donde Espinosa fue diputado entre 2017 y 2020, esta crisis se une al batacazo electoral del partido el 14F.

PREGUNTA: ¿Cómo analiza lo ocurrido estos días, tras la fallida moción de censura en Murcia, la convocatoria de elecciones en Madrid y la fuga de cargos?

RESPUESTA: Hace tiempo que veíamos por donde podían ir las cosas. Renovadores se presentó tras el batacazo de las elecciones catalanas del 14F con la finalidad de organizarnos y dar esperanza a los compañeros, no solo en Cataluña, sino también en otras comunidades. Asistimos a una diáspora, una sangría. Y cada vez más.

¿A qué atribuye esa crisis?

¿Se hizo autocrítica tras el 14F?

Lo que no puede ser es decir que “estábamos haciendo lo correcto”. ¿Cómo es posible que una empresa que ha perdido el 90% de sus beneficios diga que se ha hecho lo correcto? Ciudadanos perdió 900.000 electores. Arrimadas está desconectada de la realidad. Se rodea de personas que no le darán una visión de la realidad. Vive en una burbuja endogámica. Inés se sustenta en ellos y ellos apuestan por ella.

¿Qué opina de la fuga de cargos?

Ahora hemos visto que (Fran) Hervías se ha ido al PP, pero antes ya se fueron militantes decepcionados. Inés no supo responder a la marcha de Albert Rivera. Le faltó vivacidad para desmarcase y progresar. Nos habíamos acercado demasiado al PP. Habíamos asistido a una derechización. Hace un año nos dijo que quería una coalición constitucional con PP y PSC en Cataluña. ¡Eso fue un engañabobos! ¡No había trabajo de fondo que sustentara eso! No había un trabajo de legislatura detrás de eso. Estuvo tonteando todo el rato con PP, en Galicia y País Vasco, y en Cataluña, el PSC se desmarcó. También el PP catalán. Se quiso desdibujar en una coalición electoral.

¿Eso ha contribuyó al hundimiento electoral?

Eso supone ponerse la venda antes de la herida, lo que trasladó una imagen de debilidad, de partido subalterno. Y entran en una dinámica perdedora. En fútbol se dice que si sales a empatar, pierdes.

¿Cree que Arrimadas debería dimitir?

Tras el 14F, pedimos la dimisión de Carlos Carrizosa y de Carlos Cuadrado (responsable de la campaña del 14F), pero todavía no hemos pedido la de Arrimadas. Trabajamos para que Cs no muera. La única alternativa que vemos es que el partido se ponga en manos de los afiliados. Convocar una asamblea extraordinaria para plantear liderazgos distintos, inclusivos  más integrados. Lo que ha sido letal para el partido es la gran cantidad de expectativas frustradas. El partido tiene que ser más participativo, respecto a la sociedad y a los afiliados. Muchos de ellos procedían del PP, cansados de las dinámicas de los partidos clásicos, pero en Cs se han sentido utilizados puntualmente para inflar globos y montar carpas. El partido se ha ido encorsetando. Tenemos una ejecutiva piramidal, cesarista, cerrada, sin ejecutivas autonómicas.

¿Cómo se puede forzar esa asamblea general?

Se necesita recoger la firma de una tercera parte de los afiliados. Y probablemente lo hagamos. Pero queremos esperar a que se celebren las elecciones del 4 de mayo a la Asamblea de Madrid y ver los resultados. Si, como se prevé, hay un nuevo batacazo, quizá la propia Arrimadas dé un paso al lado. Estamos comprometidos con el partido, aunque tengamos que pasar la travesía del desierto, creemos que hay espacio para un partido de centro liberal y social. Si no existiera, hay muchos votantes que se sentirían huérfanos.

¿Cuántos militantes han abandonado Ciudadanos en esta última etapa de declive?

La opacidad impide cuantificar las bajas porque no sabemos el número de afiliados. Sí sabemos que, en Cataluña, unos 20 concejales han dejado el partido. Y podrían ser 50 si no estuviera Renovadores, donde creemos que hay esperanza. Los afiliados han pasado de estas orgullosos del partido a esconderse. Sienten que no tienen apoyo de la ejecutiva, mientras reciben insultos en sus municipios.

Pese a todo, su mensaje lanza una crítica muy constructiva.

Yo estoy en Ciudadanos desde sus orígenes. Formé parte de la ejecutiva entre 2008 y 2016. Llevo muchos años comprometido. Me duele este partido. Renovadores es una espacio de esperanza. Pero la ejecutiva debería asumir que lo ocurrido no es una simple crisis coyuntural.

Abrir chat