El día después, por Ángeles Ribes

El día después, por Ángeles Ribes
Lugar: Segre.com

El día después, por Ángeles Ribes

Renovadores Cs Ángeles Ribes en segre.com

Hay que ser muy claros: los resultados de las pasadas elecciones catalanas son un desastre sin paliativos para nuestro partido, Ciudadanos. Se han superado las peores expectativas y no solamente nos hemos quedado sin representación naranja en la provincia, sino que hemos perdido la confianza de decenas de miles de personas que nos prestaron su voto en el momento más difícil con el convencimiento de que lo haríamos valer.

Los ciudadanos han dejado claro que no hemos sabido transmitir el programa del partido durante estos cuatro años en los que hemos sido la primera fuerza en el Parlament. No hemos sabido liderar una alternativa constitucionalista a este desastre social y económico que tenemos en la Generalitat.

Por tanto, creo que es necesario entrar en un periodo de reflexión dentro del partido y analizar cuáles han sido nuestros errores. Como militante de Ciudadanos desde diciembre de 2006, creo que solo hay una forma de recuperar esa confianza.

Pasa por un congreso refundacional que renueve la dirección, devuelva al partido a sus orígenes, la ilusión a los afiliados y nos permita afrontar esta nueva etapa con humildad, pudiendo volver a recuperar la confianza de aquellos a quienes hemos decepcionado en estos últimos cuatro años.

Porque la pandemia, el tiempo o la baja participación no pueden ser una excusa para no asumir responsabilidades. Somos servidores públicos, y nos debemos a los ciudadanos, quienes nos exigen acciones, respuestas y sinceridad.

De lo contrario, nuestra utilidad como partido queda en entredicho. Así lo han demostrado las urnas.

Sin embargo, estoy convencida de que las razones que motivaron el proyecto de Ciudadanos están más vivas que nunca: la crisis económica y social que sufrimos no puede justificarse solamente por la pandemia. Llevamos 10 años de procés en los que se han primado los intereses de unos pocos en lugar de los del conjunto de la sociedad catalana.

Y hoy, con estos resultados, tenemos más racistas que nunca en el seno del Parlament. Gente que nos llama colonos y ñordos a los que no pensamos como ellos.

Gente que opina que se deben ilegalizar partidos por el simple hecho de no ser de su cuerda. Y gente que blanquea estos comentarios porque… porque son de los suyos.

Sigo creyendo que el pilar fundamental del corpus ideológico de Ciudadanos se encuentra en el artículo 1 de la Constitución Española, que determina que España es un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. Estos principios y valores son los que han marcado mi forma de actuar durante más de 14 años de militancia y el resto de mi vida personal. Y son los que van a seguir marcándome el camino.

Quiero terminar estas líneas teniendo un recuerdo y agradecimiento inmenso a todas aquellas personas que han permitido que estas elecciones se celebren con absoluta normalidad a pesar de la crisis sanitaria que vivimos: desde las fuerzas y cuerpos de seguridad, a los ciudadanos que han prestado su servicio y su tiempo para estar en las mesas, pasando por el personal de la administración y de limpieza. A todos vosotros, muchas gracias por vuestro esfuerzo y dedicación: sois el claro ejemplo de que nuestra sociedad es capaz de todo.

Y muchas gracias a las 2.409 personas en Lleida que, contra viento y marea, habéis seguido confiando en nosotros.

Pienso seguir dejándome la piel para demostraros que no os habéis equivocado con nosotros.

A seguir trabajando.

Abrir chat