Reflexiones de José Flores «Primarias Renovadoras»

Reflexiones de José Flores «Primarias Renovadoras»

Reflexiones de José Flores «Primarias Renovadoras»

Decía Giulio Andreotti, uno de los personajes políticos más oscuros e influyentes del siglo XX, “hay amigos íntimos, amigos, conocidos, adversarios, enemigos, enemigos mortales y… compañeros de Partido”.

Desgraciadamente, el significado de esta frase está muy presente en la política actual, dónde los egos, las ambiciones personales y las puñaladas por la espalda son más comunes que el debate de ideas, la crítica constructiva, la empatía y el respeto por el adversario, que no necesariamente es el enemigo.

Este jueves, escuchando en el Debate de Primarias de Renovadores a las Autonómicas Andaluzas a los dos compañeros que se presentan, Carmen Almagro y José María Ucha, pensé qué lejos estaban sus actitudes y propuestas de la frase con la que empecé este artículo.

La apuesta decidida de ambos por promover la democracia interna dentro del Partido, por mejorar la transparencia y la regeneración democrática, por colocar al afiliado como auténtico motor de Cs, por potenciar, de verdad y no solo como slogan, nuestra imagen liberal….

Escuchamos propuestas interesantes: una persona, un cargo, elección de todos los candidatos por parte de los afiliados y simpatizantes (modelo francés), potenciar el municipalismo, dejarse de slogans vacíos y generalistas y profundizar, de verdad en los problemas que afectan a los ciudadanos, potenciar los grupos de trabajo…

Y muchos diréis, vale, todo eso ya lo hemos oído antes. Qué novedad aportan?

Para mí, fundamentalmente, una, la credibilidad.

¿Por qué debemos creerles? Entre otros motivos, porque, mientras otros compañeros, dejando a un lado sus principios, si alguna vez los tuvieron, abandonan un barco que creen próximo a hundirse para enrolarse en otro cuya navegación creen les llevará a buen puerto o, prefieren asumir, si se quedan en el Partido, una posición más cómoda y conformista, ellos, han optado, de forma valiente y decidida, por dar un paso adelante, decir alto y claro, así no, y devolvernos a muchos la ilusión y la esperanza por un proyecto que muchos ya consideran amortizado pero que otros, cada vez más, creemos que es más necesario y está más vigente que nunca.

Termino recordando otra frase menos conocida de Giulio Andreotti “es necesario usar estiércol para que crezcan los árboles”. Como Ingeniero Agrícola sé que esta frase tiene una parte de verdad, pero también sé que un exceso de estiércol puede matar un árbol, como el exceso de estiércol en la lucha política actual está debilitando nuestra democracia, por lo que hacen falta vientos frescos y renovadores para luchar contra esta plaga. Empecemos abriendo las ventanas, ventilando nuestra hogar y votando, con ilusión y esperanza en las primarias que celebraremos en los próximos días.

Abrir chat