Reflexiones de María José Caba, «Descubrir el caballo entre todos»

Reflexiones de María José Caba, «Descubrir el caballo entre todos»

Reflexiones de María José Caba, «Descubrir el caballo entre todos»

María José Caba, afiliada de Cs en Madrid adherida al grupo de Renovadores Cs

El pasado 1 de mayo Jordi Cañas, eurodiputado de Ciudadanos, intervino en el acto electoral de la plaza de Chamberí contó el mito de Casandra, princesa troyana hermana de Paris y de Héctor, a la que el dios Apolo, enamorado de ella, concedió el don de la profecía pero,
al no ser correspondido la condenó a que nadie creyera sus predicciones.

El paralelismo con la situación de la pasada campaña electoral del 4M era la siguiente: Ciudadanos como Casandra advierte de que la actual crispación y polarización puede poner en peligro la convivencia en Madrid.

Ha pasado más de un mes desde el 4 de mayo y la vida en Madrid sigue.

Y, al hilo de la comparación de Jordi Cañas, estableciendo ahora el paralelismo con Ciudadanos, les pregunto

  • ¿Quién es la bella Helena amor de Paris?
  • ¿Quién es el noble Héctor?.
  • ¿Quién Aquiles, al que Homero canta en su obra? ‘Canta, oh diosa la cólera del Pélida Aquiles’ invoca Homero.
  • ¿Quién el ingenioso Ulises diseñador del caballo que destruye Troya?.
  • ¿Quién el traidor Sinon que convence para arrastrar el caballo dentro de Troya y, lo abre para dejar salir a los enemigos que la destruirán?
  • ¿Quién el sensato Laoconte, anunciador del peligro y estrangulado por dos monstruos marinos?.

La historia de los héroes troyanos no acaba con la destrucción de Troya, muchos murieron defendiendo su ciudad.

Sin embargo Eneas, héroe troyano, que hoy se definiría como emprendedor y con visión de futuro, siguió lo consejos de su madre y partió del pasado para fundar una nueva Troya.

En estos momentos es tiempo de repensar un futuro común, es tiempo de pedir una nueva Troya, un Ciudadanos Renovado.

No dejemos que la diosa Discordia nos lance una manzana que diga ‘para los más estupendos de Ciudadanos’, no se inciden nuevas discordias y desencadenemos una vieja Guerra de Troya.

Ahora no es el tiempo de los más estupendos, ahora es el tiempo de los más inteligentes, humildes y honestos porque de todos nosotros depende que haya una Nueva Troya más grande y famosa que la vieja Troya.

Es tiempo de abrir puertas y ventanas; es tiempo de transparencia, para evitar que un Sinon cualquiera arrastre caballos dentro de nosotros y, si el caballo ya está dentro, descubrirlo entre todos.

Abrir chat