Reflexiones de Roberto Torrecilla «Cargos, carguitos y carguetes»

Reflexiones de Roberto Torrecilla «Cargos, carguitos y carguetes»

Reflexiones de Roberto Torrecilla «Cargos, carguitos y carguetes»

Roberto Torrecilla Padilla, afiliado de Cs en la Agrupación de Sant Cugat del Vallés adherido al grupo de Renovadores Cs

Mucho se ha hablado del liderazgo en Ciudadanos, también de aquellos que componen el Comité Ejecutivo o el Comité Permanente o incluso de los miembros del Consejo General, pero poco se ha hablado o se conoce de la estructura territorial de Organización de Ciudadanos y de los miembros que componen dicha estructura en cada una de las Comunidades Autónomas.

Para empezar, habría que decir que al igual que en los tres primeros órganos de dirección del partido citados, los miembros de la Organización territorial de Ciudadanos como los coordinadores autonómicos, los coordinadores provinciales y coordinadores de los Comités Locales son cargos de designación directa por el Comité Ejecutivo o sea lo que coloquialmente se conoce como cargos “elegidos a dedo” desde la más alta instancia del partido, no son cargos elegidos por los afiliados, ni siquiera por los coordinadores de las agrupaciones y por lo tanto todos y cada uno de estos debe su cargo a su inmediato superior en el organigrama, convirtiendo la estructura orgánica del partido en un aparato piramidal y hermético en el que la representatividad de estos cargos es más que cuestionable, la capacidad, competencia e idoneidad brillan en muchos casos por su ausencia y donde importa más la obediencia o la sumisión al superior que las aptitudes o el meritoriaje, en un partido además que se autodefine como regenerador de la política, cuando en realidad en ese aspecto se repite el mismo modelo del resto de partidos a los que tanto se critica.

Durante los últimos años, especialmente desde la IV Asamblea del 2017 el poder de los coordinadores de Organización provinciales ha ido en aumento convirtiéndose en auténticos “mandarines” con mando en plaza y por supuesto haciendo y deshaciendo muchas veces a su antojo en agrupaciones, Juntas Directivas y Comités Locales, interviniendo torticeramente en estos órganos próximos a los afiliados llegando a destruir algunas agrupaciones que funcionaban perfectamente, interpretando a su manera, tomando decisiones saltándose los Estatutos y Reglamento Orgánico cuando lo han creído conveniente.

La acción continuada de estos cuadros intermedios de Organización, muchos de ellos con nula capacidad para el liderazgo y menos aún sin la empatía que se debe de tener para con los afiliados y simpatizantes ha contribuido en buena manera y provocado la desafección y las bajas de cientos y cientos de afiliados y también por supuesto la pérdida de votos, dejando a muchas de las agrupaciones de Ciudadanos prácticamente en número con los cargos electos y sus más allegados en cada agrupación, en un partido con menos afiliados cada día y un partido sin afiliados, sin militantes que son la savia de un partido, es un partido sin futuro alguno.

Gracias a la creciente expansión de Renovadores C’s en toda España que nos permite gracias a las redes sociales poder estar en contacto continuo e interrelacionarnos entre sus miembros hemos podido conocer esa realidad del modelo de gestión desde la estructura orgánica
territorial autonómica de Ciudadanos es la misma, se repite todas las Comunidades Autónomas.

Abrir chat